cuando siento angustia prendo la estufa. el calor de otro cuerpo tranquiliza
un cuerpo eléctrico tiene más presencia
que el fantasma del ánimo. una compañía que aparece al pulsar
el botón de encendido
y por la misma voluntad desaparece. aparato doméstico
que hace caso a mi deseo.
tengo el control sobre la habitación, me entrego
a esta intermitencia elegida.

*

el día se sostiene
con unas varillitas
de madera
mi cuerpo se sostiene
con unas parecidas
a la noche el fuego
de la estufa derrite
las varillitas y aparece
la carne, el músculo,
el material blando,
deforme.

Comentarios

  1. Qué bueno que hayan vuelto algunos blogs, me pone re contenta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no había visto esto, qué otros blogs volvieron? aguanteeee

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

por qué mi madre me hizo

cosas que pienso en kinesiología VIII

cosas que pienso en kinesiología X